Como hacer un Timelapse en Lightroom y Premiere Pro

01.03.2020

Esta es la forma definitiva de crear un Timelapse con la máxima calidad posible, pues lo vamos a hacer a partir de una secuencia de fotos en formato RAW. Esto se va a traducir en una calidad muy superior y posibilidades de edición que si lo hiciéramos desde un vídeo acelerado o desde el resultado que da directamente esta función en ciertas aplicaciones móviles.

¿Timelapse que es?

Por lo general se trata de una técnica aplicada en fotografía para capturar movimientos que suceden de manera tan lenta, que en muchas ocasiones no se aprecian si las reproducimos a una velocidad normal.

Timelapse a partir de vídeo

Cuando hablamos de un proyecto importante o la búsqueda de acabados profesionales, realizar un Timelapse a partir de un vídeo, realmente es una de esas cosas carentes de sentido que hacemos una y otra vez en nuestra vida diaria.

Pensemos en primer lugar, que lo interesante de un Timelapse es el intervalo de tiempo que pasa entre una toma y otra para, una vez juntas, poder percibir el movimiento de algo que a velocidad normal, pasa desapercibido.

Realizar nuestro Timelapse a partir de un vídeo y no de una secuencia fotográfica nos obliga a capturar muchísimos fotogramas por encima de los necesarios. Es cierto que esto lo podemos corregir con aplicaciones móviles que incorporan directamente la función de Timelapse, o en la configuración de algunas cámaras, pero por otra parte, las capacidades de configuración que nos permiten hoy en día las cámaras son muy superiores en fotografía que en vídeo, y por si fuera poco la calidad que nos brinda un vídeo, frente a una buena foto, la mayoría de veces es incomparable, más si hablamos del formato RAW.

1. Timelapse con fotos.
Lo que debes saber

Si he conseguido convencerte o ya venías con la idea clara de que tus próximos Timelapse tienes que hacerlos a partir de fotos, te cuento las cuestiones básicas a tener en cuenta para empezar a conseguir resultados profesionales. Piensa que es importante configurar hasta el último parámetro para conseguir las fotos que deseas, y seleccionar una única exposición para todas las que compondrán tu Timelapse final. Pues vamos a realizar un Timelapse básico y esto no permite reajustar la exposición.

Intervalos de tiempo

Como te comento arriba, necesitas algo que te permita realizar tus fotografías en formato RAW, con intervalos de tiempo personalizables, para capturar cada fotograma en el momento justo y con la mayor cantidad de información. Para ello dispones de tres vías

1. Desde la cámara

Hoy en día hay ciertas cámaras que ya vienen de serie con esta función, con lo cual simplemente debes aprender a configurarla y empezar a practicar. Es importante no confundir con otras cámaras más básicas, en las que la opción que se brinda es la de generar directamente un Timelapse a partir de fotografías, devolviendo en este caso un archivo de vídeo ya procesado, sin acceso a las fotografías RAW.

2. Magic Lantern

Primero que todo advertir que no es oficial, y que tras la instalación en una cámara, ésta perdería la garantía. Magic Lantern es una especie de plugin que podemos descargar para tener mucho más control sobre nuestra cámara y posibilidades de configuración, entre otras la función de realizar fotografías configurando intervalos de tiempo entre una y otra. 

3. Intervalómetro (Recomendado)

Como te indico, esta es la opción que yo recomiendo, ya que en Internet puedes encontrar intervalómetros muy económicos y no por ello peores, ademas sirven como mando disparador, casi no ocupan espacio y abren un mundo de posibilidades creativas.

Muchas fotos, movimiento nulo

Uno de los aspectos más importantes a la hora de realizar la secuencia de fotos que compondrán tu Timelapse, es el hecho de conseguir un movimiento nulo entre una y otra. Aunque para conseguirlo podrías valerte del entorno, y buscar algún lugar estable donde colocar la cámara, esto limitaría mucho el siguiente punto, la composición. Mi consejo en este caso sería hacerte con un trípode lo más robusto y estable posible.

Si te encuentras en una situación en la que el exceso de viento genera movimiento en tu trípode, le puedes colocar algo de peso que lo empuje hacia el suelo y con ello, lo vuelva más robusto, por ejemplo, tu mochila.

Composición

Hay veces en que nos dejamos enamorar por lo bonito que se ve el movimiento de ciertas cosas cuando las aceleramos, como las nubes, el sol o las estrellas. Ésto no debe dejar de ser el segundo factor más importante en un Timelapse, pues el primero siempre ha de ser una correcta y atractiva composición. Piensa que para conseguir Timelapse con acabados profesionales, debes poner al servicio de cada uno todos los conocimientos que vas adquiriendo y pones en práctica a la hora de realizar buenas fotografías.

Planificación

Los mejores momentos que podemos capturar como fotógrafos, la mayor parte de las veces son momentos efímeros, momentos que llegan sin avisar, y de la misma forma se esfuman. Te propongo volverte muy meticuloso en la planificación de cualquier fotografía que pretendas hacer, más aún si tu intención es la de conseguir un buen Timelapse, pues éste no deja de estar compuesto por muchas de esas fotografías.

Una vez que has planificado tu salida e intenciones, es hora de definir tres puntos más:

1. Los fotogramas por segundo

Conocer la cantidad final de fotogramas por segundo que se reproducirán en tu secuencia final es vital para saber la cantidad de fotografías que necesitas para llegar a componer un Timelapse con una determinada duración. Si buscas un efecto más cinematográfico, puedes optar por probar con 24 fotogramas por segundo, pero si lo que deseas es un movimiento más fluido, debes pensar en los 30 fotogramas por segundo.

2. Los intervalos de tiempo entre una foto y otra

Dependiendo del movimiento que estás capturando, tendrás que definir el tiempo que debe pasar entre una fotografía y otra. De esta forma puedes conseguir el mejor resultado y evitarás malgastar tiempo y recursos.

Definir estos tiempos en muchas situaciones es algo relativo, pues influyen muchas cosas, como por ejemplo la distancia focal, ya que mientras más corta es, menos se aprecia el movimiento y por tanto el tiempo puede ser mayor. En Internet hay disponible un montón de información y tablas que aconsejan tiempos determinados según que situaciones. En éste caso mi consejo sería partir de dichas tablas, y probar una y otra vez hasta que vayas encontrando los tiempos que más encajan con el acabado que a ti te gusta.

3. La duración total

Una vez que has definido los fotogramas por segundo y los intervalos de tiempo, es momento de pensar en la duración total de tu Timelapse y aplicar la matemática.

- Imagina que quieres un Timelapse a 24 fotogramas por segundo

- Imagina que quieres que el intervalo entre una foto y otra sea de 10 segundos

- Imagina finalmente que quieres que tu Timelapse tenga una duración de 10 segundos

24 FPS X 10 SEG X 10 SEG = 2400 SEG / 60 SEG = 40 MIN

Listo! vas a tardar justamente 40 minutos en realizar las fotos exactas con intervalos de 10 segundos para poder componer un Timelapse final que durará 10 segundos y se reproducirá a 24 fotogramas por segundo.

Hacerte saber que hay infinidad de aplicaciones que pueden ayudarte en el proceso de planificación de tu Timelapse, en concreto yo me declaro fan de PhotoPills.

2. Timelapse con fotos. Paso a paso

En Adobe Lightroom

- Una vez realizadas todas las fotografías en formato RAW, es momento de importar desde Lightroom, todas las que compondrán el Timelapse final. Ten en cuenta que con el fin de mejorar la compatibilidad, de manera automática, el programa se encarga de convertir el formato a DNG, el cual sigue albergando toda la información en cada foto.

- Tras observar toda la secuencia de fotografías, toca seleccionar una como referencia. Para ello te recomiendo optar por alguna donde la iluminación sea equidistante de la más sobre-expuesta y de la más sub-expuesta.

- Con la fotografía seleccionada, nos vamos a la pestaña "Revelar" y comenzamos a editar nuestra foto para conseguir el acabado deseado. Es importante pensar en que no estamos editando una foto en sí misma, si no que estamos trabajando sobre el fotograma de un vídeo, pues en éste último caso no conviene exagerar en la edición para no perder naturalidad, ni exagerar demasiado los cambios lumínicos a lo largo de lo que será el Timelapse final.

Una vez terminamos la edición, seleccionamos todas las fotos ayudándonos de la tecla Shift, volvemos a seleccionar como última la que habíamos editado, y presionamos sobre el botón "Sincronizar" que encontramos en la parte inferior derecha. Cuando aparezca la ventana emergente dejamos todas las opciones marcadas, pues queremos que el color y la iluminación de nuestras fotos se parezcan al máximo.

- Automáticamente Lightroom ha empezado a sincronizar todas las fotografías y estas empiezan a adquirir un aspecto muy similar. Una vez termina este proceso nos dirigimos a exportar todas las fotos en formato JPG desde: Archivo > Exportar > Grabar archivos JPEG de tamaño real.

- Desde esta ventna emergente puedes seleccionar la carpeta destino e incluso crear una subcarpeta, lo cual te recomiendo. A ésta le puedes dar el nombre que prefieras para tu Timelapse, ya que en el interior se encontrarán todas las fotos que lo componen.

- Otra de las funciones que me encantan es la posibilidad de renombrar todos los archivos de una manera tan sencilla, pues Lightroom entiende la secuencia de imágenes y cada foto la exportará con el formato de nombre que le indiques, simplemente añadiendo un número. Es vital que elimines fotos intermedias si quisieras hacerlo, antes de realizar esta exportación, pues si posteriormente los nombres de las fotos no van continuados, tendremos problemas a la hora de montar nuestro Timelapse.

- Es importante también definir la calidad final de exportación, como los ppp o la resolución.

En Adobe Premiere Pro

- Mientras Lightroom va exportando todas nuestras fotos a la carpeta indicada, podemos abrir nuestro programa de edición de vídeo, en este caso Premiere Pro.

- Creamos un proyecto nuevo, y en su interior una secuencia con las características en las que estemos interesados, como por ejemplo una resolución de 1080 a 24 fotogramas por segundo.

- Cuando Lightrrom ha terminado de exportar, nos dirigimos a Archivo > Importar, accedemos a la carpeta que alberga nuestras fotos y seleccionamos la primera. Si hemos configurado los nombres de manera correcta desde Lightrrom, en la parte inferior izquierda de la ventana, aparece la opción "Secuencia de imágenes", la cual debemos asegurarnos de que permanece marcada antes de validar la acción.

- Una vez importada la primera foto como secuencia de imágenes, Premiere Pro ha entendido que efectivamente, se trata de una secuencia, y por tanto al arrastrar el clip a la línea de tiempo  en el interior de la secuencia que habías creado antes, puedes confirmar que ya tienes tu Timelapse casi terminado.

- Te recomiendo no conformarte y aplicar todavía un par de efectos, como por ejemplo aumentar la escala de manera gradual para dotar el plano de más movimiento, o valerte de las rampas de velocidad para aumentar el dinamismo de la toma y focalizar la atención en las partes más importantes y estéticas de tu Timelapse. Aprende a controlar las rampas de velocidad.


Timelapse VS Hyperlapse

La principal diferencia entre un Timelapse y un Hyperlapse es el hecho de que éste último, además de incorporar todo lo que un Timelapse normal, además se graba con movimiento. Para ello existen múltiples herramientas como slides automáticos y motorizados que nos facilitan la labor.

Timelapse Holy Grail

Un Timelapse Holy Grail es otra de las evoluciones de un Timelapse básico, pero la diferencia en este caso reside en la idea de reajustar la exposición una y otra vez en la cámara mientras estamos capturando nuestras fotos, en función de la luz ambiente de cada momento. Ésta técnica es indispensable en muchos de los Timelapse que nos encontramos, como por ejemplo un atardecer donde el sol desaparece por completo y queda sustituido por la iluminación artificial de una ciudad nocturna.

Fin! Muchas gracias por leerme. Espero que toda esta información te sea de utilidad y que empieces a practicar cuanto antes para conseguir tus Timelapse con acabado profesional. Recuerda poner todo lo aprendido en práctica, seguir aprendiendo cada día y fijo que lo consigues. Un abrazo!

Últimas publicaciones

Curso de foto y vídeo

Esta es la forma definitiva de crear un Timelapse con la máxima calidad posible, pues lo vamos a hacer a partir de una secuencia de fotos en formato RAW. Esto se va a traducir en una calidad muy superior y posibilidades de edición que si lo hiciéramos desde un vídeo acelerado o desde el resultado que da directamente esta función...

Pintar en tus vídeos te permite transmitir mucho más y dotar de fuerza tu mensaje sin tener nociones básicas, ni buen pulso, ni accesorios externos como tabletas gráficas. Ten en cuenta que generar un contenido divertido y dinámico hoy en día es algo imprescindible.

Hoy en día es importante impactar en nuestro público objetivo y transmitir nuestra idea lo más rápido posible. Si deseas aprender como dotar de dinamismo e interés a tus vídeos, podría proponerte muchas vías, pero ésta es una de las más importantes. Antes de aventurarte a trabajar con las Rampas de velocidad, necesitas unas bases teóricas para que...